HISTORIA

Asfaltos Españoles, S.A., (ASESA), fue constituida  el 22 de julio de 1965, por la Compañía Española de Petróleos, S.A., (CEPSA) y por  la Compañía Arrendataria del Monopolio de Petróleos, S.A. (CAMPSA).

Desde sus inicios la empresa ubicó sus instalaciones en el Polígono Industrial Sur de Tarragona, del cual es una de las industrias pioneras, y especializó su actividad de refino a la obtención de betunes asfálticos. El personal era mayoritariamente del territorio, especialmente de la zona marinera del Serrallo de la ciudad de Tarragona.

Desde sus inicios ASESA, con un 8% de la totalidad de las acciones, es uno de los principales Accionistas de la empresa AITASA (Aguas Industriales de Tarragona, S. A), la cual tiene sus orígenes también por aquel entonces.

La instalación inicial disponía de una capacidad de destilación de unas 700.000 toneladas de crudo, con una obtención de unas 500.000 toneladas de betún asfáltico y el resto de destilados.

La década de los años 70 fue una época de crecimiento y consolidación de la empresa. Hitos destacables fueron la modificación de la Unidad de Destilación (proyecto OBDELUNAR), oxidación de betunes (proyecto SOINAS), ampliación del Parque de tanques de almacenamiento, mejora en la calidad del agua desmineralizada que se utiliza para la generación de vapor en calderas con la instalación de planta de Ósmosis Inversa, y la puesta en marcha de la planta de tratamiento de las aguas residuales. Con respecto a esta última, cabe mencionar que ASESA fue de las primeras empresas del Polígono Industrial de Tarragona en disponer de una planta depuradora de tipo fisico-químico y biológico, sustituyendo su planta anterior de solo decantación.

En los años 80 tuvo lugar una importante tecnificación de la empresa, con incorporación de personal de alta cualificación técnica. De esta época cabe destacar el notable impulso dado a la Prevención de Riesgos Laborales y a la gestión medioambiental. Del mismo modo en esta época se apuesta de manera importante por el conocimiento de los crudos y del betún asfáltico, llegando ASESA a detentar un claro liderazgo tecnológico a nivel estatal.

Desde los años 90, ASESA es una empresa participada al 50% por CEPSA y REPSOL, una vez que esta última adquirió la participación que en la compañía tenía el Instituto Nacional del Hidrocarburo, quien en su momento había adquirido la que originariamente tuvo CAMPSA.

De principios de los años 90 data la época en que ASESA pasa a trabajar en régimen de maquila para sus Accionistas.

Cabe destacar en este período el ambicioso proyecto SUSCONE que supuso la evolución de la instrumentación neumática a electrónica, así como la puesta en marcha del cargadero de camiones cisternas.

En la primera década del siglo XXI, ASESA afrontó un ambicioso Plan Estratégico fruto del cual son la certificación de los Sistemas de Gestión de Calidad, Medio Ambiente y Seguridad, con respecto a estándares ISO los dos primeros y OHSAS el tercero de ellos.

Asimismo, se abordaron inversiones por importe de 22 millones de euros destinados a diversificar actividades energéticas con la incorporación de la Planta de Cogeneración de Alta Eficiencia, así como a facilitar la reutilización energética de fracciones obtenidas del proceso de destilación de crudo.

El Plan Estratégico de ASESA para el período 2012 – 2016 orienta la actividad a la optimización eficiente de sus recursos. Para garantizar el efectivo cumplimiento de sus objetivos, el Plan estará dotado de un montante de inversión en torno a los 27 millones de euros repartidos a lo largo de los cinco años de ejecución previstos. Los criterios de inversión se centran en la mejora continua de la eficiencia de la gestión de los aspectos de calidad, seguridad, eficiencia energética y protección ambiental y, al mismo tiempo, la obtención de rentabilidad y retorno económico que garanticen la viabilidad de la empresa.